domingo, 30 de octubre de 2011

Noche felina




No soy perra, soy gata y escojo mi destino.
Soy fiel y agradecida, pero no ha de faltar un plato, una caricia, y el fuego de una chimenea cercana. Entonces ronroneo agradecida mientas los niños me atormentan tirándome del pelo y experimentando si es verdad que caemos siempre de pie y tenemos siete vidas, y lamo la mano del amo hasta quedar dormida.

Soy gata y me prostituyo en mi beneficio.
Recorro al anochecer los patios de las casas vecinas y me entrego al mejor postor, al regazo y la mano más caliente.
Te acompaño durante horas acurrucada a tus pies mientras lees, escribes o pintas, pero no permanezco impasible frente a tu crueldad.
Maúllo a las puertas de la luna reflejada en tus ojos, pero fui escaldada y del agua huyo despavorida.
La entrega de la gata es imperfecta, a veces la gata desea ser perra, pero su naturaleza la traiciona.

7 comentarios:

  1. maría!

    Sigo leyéndote, es un deleite!

    Besos azulinos desde mi territorio que no es mío...

    ResponderEliminar
  2. Intento ser buena sumisa y leo paginas que me gustan mucho de sumisas ideales a las que admiro, pero cuando leo lo que acabas de escribir me salta con fuerza esa naturaleza que tengo , jamas toleraria nadie que me mintiese ni me hiciese comer crueldades injustas.. si a los perros se les considera seres celestiales por ser tan "nobles" yo me consdiero gata , por que soy leal y fiel mientras me traten bien ...sino saco las uñas ... dejame robarme tu texto...y pontre tu autoria

    ResponderEliminar
  3. :) mi blog puede parecerte cursi heheh , pero quizas soy una gata intentando ser perra? estara ahi el amor para cambiarme y redimirse ....¿? existe realmente eso o son cuentos chinos JaAaAAaa! quizas todavia soy lo suficientemente boba ...quizas , pero es inevitable sacar la uñas y dar arañones de vex en cuando....

    ResponderEliminar
  4. Hola vainillaOsumisa, puede usar mi texto siempre y cuando cite la fuente, si es posible ponga un vínculo, me irá bien para difundir mis escritos.

    Efectivamente hay momentos en que soy muy gata, incluso puedo ser leona, pero para eso existe la habilidad del domador. Querer un perro solo para apalearlo me parece de una tremenda injusticia.

    Y sí, aunque alguno me lo ha negado, los Amos deben ser justos, al menos desde mi punto de vista.

    ResponderEliminar
  5. Respecto a su blog, no he podido acceder. Tiene bloqueado el acceso al perfil. Me gustaría recorrerlo, deme alguna dirección.

    ResponderEliminar
  6. algamarina, es un placer que siga pasando, gracias.

    ResponderEliminar
  7. Lindo post, me gusto mucho,
    lindo blog, te sigo
    un beso.

    ResponderEliminar