martes, 11 de octubre de 2011

Manillas del reloj de las horas contadas de insomnios de manos


Me dormí pensando es Sus manos,
y desperté pensando en manos,
y poemas de manos.
Manos grandes, cálidas,
expertas, exploradoras,
impúdicas.
Manos fuertes, de pescador.
Azotes de manos.
Manos guía. Manos brújula.
Manillas del reloj de las horas contadas
de insomnios de manos.
Manos tiernas, consoladoras de azotes de manos,
y de la lágrima que me corre por la mejilla.

Yo ERA únicamente en SUS manos.


1 comentario:

  1. Sabes?

    En una reunión de padres de familia de niños pequeñitos, oí decir a una profesora que aquello que nunca nos pueden quitar (hablando del aspecto laboral) es nuestras manos.

    Ojalá fuera así con las manos del Dueño de nuestra vida entera. Tenerlas siempre y por siempre.

    Avanzo contigo...

    ResponderEliminar